10 trucos para aliviar o evitar el mareo en un crucero

Si es de los que se marea con facilidad, estos sencillos consejos le ayudarán

Marearse a bordo puede llegar a desanimar a muchas personas que están pensando en disfrutar de la experiencia de viajar en crucero. Si bien es cierto son pocos los días en que el barco se mueve con relativa fuerza y que los barcos de última generación llevan al mínimo el balanceo provocado por el mar o el viento, el mareo es sin duda uno de los grandes inconvenientes de quienes eligen esta modalidad de viaje para sus vacaciones. Para mitigar esta molesta sensación puede aplicar estos sencillos pero efectivos trucos:

Elegir barco con estabilizadores

El principal secreto para no marearse o minimizarlo al máximo comienza antes de subir a bordo. Al elegir nuestro próximo barco de crucero debemos estar seguros que posee estabilizadores anti balanceo. Todos los barcos construidos después del año 2000 incorporan esta tecnología. Básicamente consiste en dos o cuatro grandes alas que son desplegadas bajo el casco y que en función del oleaje equilibran el movimiento neutralizándolo.

Otra elemento que puede provocar balanceo en los cruceros es el llamado viento de costado. Los barcos de crucero contrarrestan este viento gracias a inundar unos grandes depósitos en los costados del barco opuesto al viento. Todos los nuevos barcos de crucero incorporan ambas tecnologías, pero sería conveniente asegurarse antes de contratar un viaje.

Elegir el camarote correcto

Por pura física en todo balanceo siempre se notará mucho más el movimiento en los extremos que en el punto central de equilibrio. Esta simple regla de la física es importante recordarla a la hora de reservar una camarote. Los camarotes con balanceo casi cero son los situados en el centro del barco (interiores) y en las cubiertas inferiores. Paradójicamente estas cabinas suelen ofertarse a un mejor precio que las exteriores y superiores. Por otra parte, las cabinas situadas en las cubiertas mas altas sentían un gran movimiento incluso con poco oleaje.

Comer una manzana verde

Es una tradición muy arraigada entre los marinos esta creencia de que la propiedades de la manzana verde aminoran considerablemente el mareo. Si te sorprende el balanceo en alta mar, pídele a tu asistente de cabina un par de manzanas verdes y comprobarás cómo se minimizan los efectos del mareo. Si comienzas a ver manzanas verdes por el barco es la señal de que el barco pasará por una zona con movimiento.

Presionar la muñeca

Enrollar un pequeño trozo de papel y colocarlo entre tu reloj y la parte interior de tu muñeca, presionando suavemente las venas que pasan por esa zona mejorará notablemente los síntomas del mareo. Esta premisa se basa en las propiedades de la acupuntura con la que es posible desactivar síntomas si se presiona en el lugar correcto del cuerpo. En la actualidad es posible comprar una pulsera que realiza la misma presión en la muñeca incluso a bordo del barco.

Comer o tomar un poco de jengibre

El jengibre es un remedio natural usado desde siempre para calmar la sensación de nauseas y vómitos. Normalmente estos síntomas están asociados al mareo en un crucero y eliminándolo reducimos en gran medida el malestar. Si comienzas a sentir nauseas provocadas por el movimiento es el momento de tomar una infusión de jengibre. Es posible comprar unas pastillas de jengibre antes de embarcar. Son baratas y funcionan perfectamente contra las nauseas. Otra curiosa opción es ir a uno de los bares a bordo y pedir una cerveza de jengibre. Ademas de deliciosa funcionará igualmente.

Usar aromaterapia

Es conocido que algunos aceites esenciales ayudan a calmar las náuseas. Aspirar profundamente el olor de unas pocas gotas en un pañuelo o algodón pueden ayudar a minimizar los síntomas leves. Es importante tener en cuenta que está prohibido encender inciensos u otros tipo de quemadores de aceites dentro de tu cabina.

Tomar el aire fresco del mar

A veces es tan simple como esto. Respirar un poco de aire fresco del mar para aliviar los síntomas. Tómate un relajante momento en tu balcón o alguna de las cubiertas exteriores más bajas en altura y simplemente respira profundamente.

Mantente ocupado a bordo

Cuanto más se piensa en ello, peor te sientes. Trata de participar en alguna de las actividades programadas de barco. Come un poco, pero no demasiado, e intenta pasar el mayor tiempo posible en las cubiertas inferiores. La zona del lobby es un gran lugar donde permanecer si te mareas. Siempre hay muchas actividades y gente con la cual interactuar en los días de navegación. Mantén tu mente ocupada y los síntomas del mareo en un crucero disminuirán.

Toma biodramina con cafeina

Si todo lo anterior no reduce el mareo en los viajes en crucero puedes usar la biodramina. Es un medicamento probado que funciona en el 90 % de los casos y que reduce todos los síntomas del mareo. Usa la que incluye cafeína, ya que la versión clásica adormece y hace que solo queramos estar en el camarote durmiendo.

Usa un parche

Al igual que la biodramina es un medicamento pero actúa de una forma diferente. Este en lugar de tomarlo en forma de pastilla se pega en forma de parche, reduciendo progresivamente los síntomas del mareo. Lo bueno es que es de larga acción y puede ser usado durante varios días. Ademas evitas tomar pastillas que afecten tu estómago.