10 aspectos a considerar para familias que deseen viajar en crucero

Considere estos sencillos tips y la experiencia de navegar en familia será inolvidable

Viajar junto a nuestros consanguíneos es una experiencia que, bien aprovechada, permite estrechar los lazos entre cada miembro del grupo familiar.  Y si lo hacemos en crucero, las satisfacciones pueden verse potenciadas hasta su máxima expresión. Es por ello que desde TravelZoo, una de sus editoras desglosó, a partir de sus vivencias personales, diez consejos útiles para viajar en familia.

1.  Olvídate de las preocupaciones y disfruta del crucero

Generalmente, aquellos que afirman que viajar en crucero es una mala experiencia, nunca lo han probado. Sin embargo, quienes sí han tenido la fortuna de experimentar este tipo de viajes han quedado fascinados por múltiples razones, en especial por la atención y variado entretenimiento de la que han sido objeto.

2. Los cruceros no son para jubilados. Es para gente práctica

Una de las grandes ventajas de viajar en crucero es que no se tiene que emplear mucho esfuerzo en planificar. Olvídese de actividades tales como la búsqueda de vuelos, hoteles, traslados o de planificar actividades. Lo único que tenemos que planificar es cómo queremos pasar nuestro tiempo dentro del barco y fuera de él. ¡Las opciones sobran! 

3. Los camarotes con balcón son la mejor elección

A pesar de ser más costosos, los camarotes con balcón nos dan grandes ventajas: vistas espectaculares y un espacio que se puede aprovechar para respirar la revitalizante brisa marina mientras se lee un buen libro o se realiza cualquier otra actividad al aire libre. Conseguir un upgrade (mejora del camarote) permite incrementar la calidad de la experiencia de manera considerable.

4. El crucero es familiar o básicamente para adultos

Hay cruceros más adecuados a la experiencia familiar que otros. Consulte con su agente de viajes las mejores opciones disponibles para usted, basados en variables tales como fechas, destinos e itinerario. La gran ventaja para las familias es la rutina del crucero, sobre todo para los más pequeños. Esto ayuda a crear una sensación de seguridad, tanto para los niños, como para sus representantes.

5. Atención pasajeros, viajar en crucero engancha

Dicen los entendidos en la materia que, una vez que ha navegado en crucero, querrá volver a hacerlo. En efecto, entre los pasajeros suelen encontrarse auténticos apasionados del tema. Han viajado a tantos destinos, con navieras diferentes, que pueden comparar con enorme lujo de detalles cuáles son los itinerarios adecuados para usted, dependiendo de sus necesidades. En resumidas cuentas: si usted necesita asesoramiento, pregúntele a sus amigos cruceristas o indague en las redes sociales sobre estos personajes. Se pueden encontrar opiniones muy útiles que le pueden ayudar a tomar decisiones inteligentes.

6. Es posible cocinar bien para 2.000 personas a la vez

Las navieras suelen tener en su staff a chefs reconocidos de distintas nacionalidades y especialidades, además de restaurantes con temáticas variadas. Se puede afirmar que los cruceros son la gran excepción en cuanto a experiencias culinarias positivas servidas a un gran número de comensales.

7. Hay una actividad pensada para cada estado de ánimo

¿Le apetece pasar un rato en la piscina? Pues elija entre varias. ¿Necesita un poco de tiempo para sí mismo? Vaya al balcón, visite el spa, gimnasio o simplemente camine por la cubierta. ¿Busca entretenimiento? Disfrute de un espectáculo de comedia, o de cantantes y bailarines verdaderamente talentosos. Si es de gustos nocturnos, el casino, teatro, discoteca o bar de vinos esperan por usted. También los niños disfrutan de una variedad de opciones que les hará difícil la tarea de aburrirse.

8. Los empleados del crucero trabajan muy duro

La tripulación del crucero usualmente proviene de una gran cantidad de países. Por otra parte, la mayoría de ellos cuenta con años de experiencia en otras navieras/cruceros. Suelen mantener cada detalle de las habitaciones al día. Una de las grandes ventajas de viajar en crucero es, definitivamente, el empeño que pone cada miembro de la tripulación en consentir a sus huéspedes, con un servicio realmente personalizado.

9. No te limites con el equipaje

Más vale que sobre a que falte. No olvide empacar ropa y zapatos cómodos para desembarcar y conocer cada ciudad, además de ropa y calzado formal y un par de trajes de baño por viajero. También recuerde empacar sombreros y gorras, protector solar y lentes ya que se estará rodeado de agua, la cual resulta ser una de las superficies más reflejantes de luz solar. Ah, si usted es de esas personas fitness, empaque el outfit adecuado para hacer ejercicios... ;)

10. Lo ideal es desconectarse

¡Importante! Es muy costoso usar el teléfono o Wi-Fi en el barco. El crucero dispone de una zona de conexión si es absolutamente necesario establecer algún tipo de comunicación. Pero más allá de eso, el consejo es dejarse llevar. Uno de los aspectos más trascendentales de estar en medio del mar es, precisamente, liberarse de las ataduras de la realidad. Tome el sol, contemple las esplendidas vistas, escuche los sonidos del mar y, sobre todo, relaciónese. Es una buena oportunidad de hacerlo, ya que en tierra esas sensaciones tendemos a perderlas. Si es muy necesario mantenerse conectado, hágalo estrictamente para lo necesario. Así disfrutará de tiempo suficiente para vivir y capturar los momentos especiales.

Fuente: TravelZoo