Consejos para viajar en crucero por primera vez

Estos sencillos tips le facilitarán la vida en cada una de las fases del viaje

¿Qué línea de crucero debo escoger? ¿Cómo es la comida que sirven a bordo? ¿Qué papeles necesito? Estas, y otras tantas preguntas, suelen emerger cuando decidimos viajar en crucero, más aún si se trata de la primera vez. Es por ello que les traemos algunos tips que nos permitirán planificar dicho viaje sin mayores contratiempos.

ANTES DE ZARPAR

Haz el check-in por Internet

Ve a la página web de la línea de cruceros y completa el check-in en línea. Algunas líneas de crucero requieren que esto se haga por lo menos 5 días antes de zarpar. En realidad no estás obligado a hacerlo, pero el hecho de registrarte en línea acelera muchísimo el proceso de entrada al barco, y a ti te conviene, porque así puedes abordar rápidamente y empezar a disfrutar del barco, mientras las demás personas pierden tiempo valioso llenando formularios.
 
Revisa el área de “Preguntas Frecuentes (FAQ)” de la línea de crucero

Aquí encontrarás información importante, como el código de vestimenta, lo que puedes y no puedes llevar al crucero, las políticas de propinas, entre otros ítems. Es buena idea leer esta información antes de embarcar, así podrás ponerte en contacto con tu agente de viajes si tienes alguna pregunta.

Échale un vistazo a las excursiones en tierra ofrecidas por la línea de cruceros

Incluso si no tienes planes de hacer algún tour con la línea de cruceros en los puertos de escala, leer acerca de las actividades que puedes realizar en los puertos donde vas a desembarcar es una excelente manera de saber lo que puedes hacer una vez que estés allí. Si decides hacer un tour directamente con la línea de crucero, lo mejor es que reserves con tiempo, ya que algunas excursiones son muy solicitadas y los cupos se agotan rápidamente. Si te interesan varios tours puedes esperar hasta que estés en el barco, y pides asesoramiento al personal encargado a bordo. Por lo general hay un número al que puedes llamar antes de embarcar para hacer preguntas en relación a las excursiones en tierra. La mejor manera de conocer los puertos donde el barco hace escala, es con una empresa que se dedique a ello, bien sea que la contrates o no a través de la línea de crucero.

Imprime una copia de todos tus documentos

Si compras algo por adelantado, o vas a recibir algún beneficio especial (como un crédito a bordo o promociones en bebidas), es buena idea que tengas una copia impresa de la confirmación. Haz una carpeta con toda la información de vuelos, reservaciones de hotel, documentos del crucero, y pasaportes. Si conduces al puerto, imprime la dirección del mismo para que la tengas a mano cuando la necesites.

Compra un seguro

Asegúrate de estar protegido cuando te encuentras fuera del país. En general, es preferible comprar un seguro a terceros en lugar de hacerlo a través de la línea de cruceros. Puedes comprar una póliza de bajo costo que te proporcione cobertura médica de emergencia, evaluación médica, y cobertura en caso de que el viaje sea suspendido por alguna razón.

Haz tu maleta según el código de vestimenta del barco

Revisa en el sitio web de la línea de cruceros el código de vestimenta, y en función de eso, prepara tu maleta.  La ventaja de viajar en crucero es que empacas y desempacas una sola vez, pero también tienes la desventaja de que no cuentas con espacio en la cabina para muchas maletas, por eso es conveniente que lleves contigo sólo aquello que en realidad vayas a necesitar en tus días de crucero, sobre todo si te diriges al puerto en avión. En general, empaca ropa casual para el día. Lleva ropa deportiva y zapatos de tenis para hacer ejercicio o para sencillamente caminar alrededor del barco. No olvides empacar bloqueador solar y bronceador, para que llegues de tus vacaciones con un bronceado envidiable (comprar estos artículos en el barco sale más caro). En las noches: por lo general hay dos cenas formales o elegantes en un crucero de 7 días. Para estas noches, las mujeres suelen llevar vestidos de cóctel o pantalón y una blusa. Los hombres llevan trajes o chaquetas. Para el resto de las noches, las mujeres usan vestidos ligeros, pantalones y tops, o incluso blue jeans. Te repito, esto va a depender de las recomendaciones de la línea de cruceros.

Lleva contigo un botiquín de medicinas

Pon tu analgésico preferido, antiácido, curitas, y otras cosas que puedas llegar a necesitar en tus días de crucero. Lleva Dramamine por si acaso tú, o alguno de los tuyos se llega a marear (si se te olvida no te preocupes, casi todas las líneas de crucero ponen a disposición de los pasajeros este medicamento cuando el barco se mueve más de lo normal). Lo más probable es que no necesites nada de esto, pero no es la idea que des vuelta por todo el barco buscando un analgesico si llegas a tener dolor de cabeza.

Lleva una pequeña cantidad de dinero en efectivo

Las propinas pueden ser cargadas a tu cuenta de a bordo. Sin embargo, es bueno tener algo de sencillo (de $ 1 y $ 5) para darle propina a los maleteros en el muelle, a los guías  turísticos, a las camareras, cantinero, y a cualquier persona a bordo a la que desees mostrar tu gratitud por el servicio prestado. En tu cabina tienes una caja fuerte donde puedes guardar tu dinero, pasaporte y tarjetas de crédito cuando no las estés utilizando.

AL MOMENTO DE EMBARCAR

Registra tu equipaje con los encargados de las maletas

Cuando llegues al puerto, el primer paso es entregar las maletas a los encargados del equipaje, quienes las llevarán al barco, y de allí a tu cabina. Asegúrate de utilizar las etiquetas pre-impresas para el equipaje (cuando completas el chequeo en línea) o pide que te den una etiqueta y llénala a mano. Es importante tener en cuenta que no tendrás acceso a este equipaje durante unas cuantas horas. Todo lo que necesites de inmediato una vez que abordes el barco, como medicinas, documentos, cámaras, computadoras, trajes de baño o cambio de ropa, debes llevarlo en un bolso de mano pequeño o mochila. 

Una vez a bordo dirígete a tu cabina

Si abordas el barco después de la 1 pm, puedes dirigirte directamente a tu cabina. Si llegas temprano, tu camarote puede no estar listo. Si ese es el caso, averigua dónde sirven el almuerzo y dirígete hacia allá, por lo general es en el buffet. O vete al área de la piscina y tómate una copa para celebrar el comienzo de tus vacaciones. Por los parlantes anunciarán cuando estén listos los camarotes y podrás dirigirte al tuyo.

Explora el barco

El día del embarque es el momento perfecto para conocer el barco. Por lo general hay buena señalización a bordo y también tienes a disposición un plano de la cubierta que se te entrega cuando haces el check-in. Busca el programa diario (por lo general está en tu cabina) con detalles de todo lo que sucederá cada día en el barco.

Desempaca y disfruta de tu crucero

Para este momento las maletas deberían estar en tu camarote. Desempaca y guarda tus maletas debajo de la cama. Si algo anda mal en tu cabina, en primer lugar habla con la camarera y si ella no lo puede solucionar, ponte en contacto con la recepción. No te pierdas la fiesta al momento de zarpar, por lo general se realiza en una de las cubiertas superiores.

Fuente: Crucero Alegre.